fbpx Skip to content

Haciendo historia

En enero, las Clínicas Móviles CHRISTUS Healthy Living lanzaron las vacunas COVID-19 al público. Desde entonces, el personal de la clínica ha administrado alrededor de 1.800 vacunas y un promedio de 50 vacunas al día. La mayoría de los pacientes han sido atendidos tanto en la Clínica CHRISTUS St. Mary’s como en la Clínica CHRISTUS Point of Light.

“Nuestros pacientes son críticos, frágiles y desatendidos”, dijo Nancy Bocanegra, administradora de CHRISTUS Healthy Living Mobile Clinics. En St. Mary’s Clinic, una gran parte de los pacientes que se vacunaron tenían entre 80 y 90 años. “Muchas de estas personas no pueden conectarse en línea y registrarse o esperar largos períodos”, dijo Bocanegra. “Las barreras del idioma también son una lucha para muchos de nuestros pacientes en estos grandes lugares de vacunación. Hemos mantenido el proceso lo más simple posible para la comodidad de nuestros pacientes “. Los cuidadores de estos pacientes ancianos también están siendo vacunados en el proceso.

Las Clínicas Móviles también han llegado a otras comunidades en riesgo. “Hemos ido al DeGeorge para vacunar a nuestros veteranos y a ReFocus Houston para vacunar a nuestra comunidad de ciegos”, dijo Bocanegra. Además, el personal administró vacunas a los sacerdotes de nuestra diócesis y las congregaciones de Hermanas del área. “También estamos trabajando con el Centro Comunitario Vietnamita Americano en el noroeste de Houston para vacunar a los miembros de esa comunidad que no tienen acceso a la vacuna”, dijo Bocanegra.

Las Clínicas Móviles están usando la vacuna Moderna, que obtienen de Harris Health, el Departamento de Salud de la Ciudad de Houston y CHRISTUS Health. “Todos tienen un papel cuando se trata del día de la vacuna”, dijo Bocanegra. “Laura saca las vacunas y la hermana Theresa y Janet se las administran”.

Bocanegra siente que el papel de las Clínicas Móviles en la distribución de la vacuna COVID es “historia en proceso”.

“Somos parte de esta gran oportunidad”, dijo Bocanegra. “Personalmente, para mí es como ir a la luna. Ser capaces de implementar nuestro proceso y llevarlo al nivel en el que nuestra comunidad puede acceder y trabajar. Creo que nuestro trabajo acaba de comenzar, en lo que respecta a la divulgación e ir a los vecindarios “.

Scroll To Top